UGP | USDA mejora la proyección para la soja y precios siguen a la baja
18407
post-template-default,single,single-post,postid-18407,single-format-standard,wp-embed-responsive,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,overlapping_content,transparent_content,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

USDA mejora la proyección para la soja y precios siguen a la baja

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) elevó en 300.000 toneladas su estimación de producción de soja en Paraguay para la campaña 2023/2024. En su último reporte de Estimaciones de la Oferta y la Demanda Agrícola Global, enero 2024, el USDA proyecta un total de...

USDA mejora la proyección para la soja y precios siguen a la baja

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) elevó en 300.000 toneladas su estimación de producción de soja en Paraguay para la campaña 2023/2024.

En su último reporte de Estimaciones de la Oferta y la Demanda Agrícola Global, enero 2024, el USDA proyecta un total de 10,3 millones de toneladas (Mt). El reporte señala que la buena caída de lluvias mejoró las perspectivas de rendimiento. 

En lo que resta de Sudamérica, las estimaciones quedaron en 157 Mt para Brasil y 50 Mt para Argentina, lo que proyecta una cosecha récord para este bloque. Mientras que la revisión para Estados Unidos es de 113,34 Mt, lo que añade presión bajista sobre los precios. 

Asimismo, los stocks finales en el balance estadounidense fueron mayores a lo esperado por el mercado y respecto a diciembre. 

Precios

Las cotizaciones en Chicago de la soja vienen con una fuerte caída desde el mes pasado, llegando al precio más bajo en los últimos dos años. Esto debido a varios factores como por ejemplo, una época de estacionalidad en Estados Unidos y la llegada de las lluvias que propician las perspectivas favorables en Brasil y Argentina. 

“Estamos muy preocupados, porque tuvimos costos altos de producción. Por ejemplo, los fertilizantes que estaban entre USD 550 a USD 650 la tonelada, subieron entre USD 960 a USD 1.000, y los productores trabajaron con estos precios, esperando que el precio de la soja siguiese como el año pasado, cuando se llegó a vender a USD 450”, detalló Marcio Souza, presidente de la Coordinadora Agrícola del Paraguay, filial Itapúa. 

En este escenario, señaló que hoy se tiene “premios” (descuento al productor) de menos USD 90 a menos USD 100 sobre los valores de Chicago. “Nuestros costos de producción oscilaron entre USD 450 a USD 500 dólares el año pasado; este año pasó a más de USD 700, con cinco pasadas de fungicidas para cuidar los cultivos del ataque de roya”, agregó. 

La CAP realizó reuniones con profesionales del área comercial para interiorizarse de los costos que representan mandar en barcazas hasta Rosario o Palmira, sin embargo buscan más transparencia en este tema. 

Desafío importante

Esta situación es un desafío importante para el campo, porque los labriegos vienen de años difíciles con bajos rendimientos por sequía que generaron deudas. “Necesitamos, por lo menos, dos años buenísimos de cosecha para salir a flote y normalizar las cuentas”, indicó. 

A esta situación se suma que hay zonas productivas con escasez de lluvias, lo que afecta el desarrollo de la soja tardía, por consiguiente, a los rindes esperados. 

Esta campaña viene acompañada por altos costos de producción, condiciones climáticas variadas en todo el territorio nacional y precios bajos. Pese a los desafíos la calidad es buena y los productores siguen dando su mejor esfuerzo para lograr una cosecha exitosa. 



Recibí las noticias del sector