Se reinician los trabajos de siembra y cosecha de granos tras intensas lluvias

Aprovechando los días soleados, después de las precipitaciones caídas durante las últimas dos semanas, se retomaron las labores de cosecha de trigo y maíz, y la siembra de soja en distintas zonas productivas del país. Las perspectivas son positivas a partir de ahora, según manifestó en Canal PRO el señor José Berea, presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (CAPECO), y vicepresidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

“A pesar de las lluvias, el trigo sigue manteniendo su calidad por encima del 78%, que es el valor deseado por la industria molinera. En la zona de Itapúa, donde se plantó 50% del área, la cosecha está recién en un 35% y 40%, muy atrasada por las lluvias. También en un momento los granos sufrieron algunos problemas con los químicos por efecto de las heladas. De igual forma, se considera que los rendimientos van a ser buenos”, explicó Berea.

Alegó que los promedios están entre 2.300 y 2.500 kilos por hectáreas, y que por este año no se llegará al millón de toneladas. “Falta cosechar un 40% a nivel nacional para saber exactamente qué números tenemos, pero no llegaremos al millón de toneladas; sin embargo, estaremos muy cerca”.

Con respecto a la comercialización, indicó que Brasil sigue siendo el principal importador de trigo paraguayo, pero que los molinos nacionales no se quedan atrás y también compran trigo de calidad. “El precio está alrededor de USD 120 la tonelada, que en comparación con años anteriores sigue siendo más o menos igual. Paraguay no tiene nada que envidiar a otros países en cuanto a calidad de trigo, tenemos muy buenas semillas que se desarrollaron durante años gracias al apoyo de la UGP y CAPECO, trabajando en conjunto con el Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA), y el Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO)”, expresó.

En cuanto a la soja, comentó que se están reiniciando los trabajos de siembra luego de las precipitaciones. “Para lo que ya se cultivó, estas lluvias son muy beneficiosas, salvo en algunos puntos muy específicos donde hubo raudales; pero por lo general las precipitaciones son muy buenas para la soja en esta etapa. Se espera que se termine de levantar el trigo para finalizar la siembra de soja, y que el clima ayude en los próximos meses”.

Asimismo, reveló que los precios de esta oleaginosa aún generan incertidumbre en los agricultores debido a la relación entre China y EE UU, y que actualmente no se han podido hacer buenos estudios de cómo serán los precios en zafra. “El precio actual está cerca de los USD 320 la tonelada y USD 340 la soja a mayo”.

También dijo que ya se terminó la cosecha de maíz zafriña y que se superaron los tres millones de toneladas, pero que los precios no compensan. “Se está comercializando con algunos inconvenientes, sobre todo porque los precios no ayudan. Yo creo que el 50% del maíz, o más, se estará utilizando internamente”, opinó.