Get Adobe Flash player
Boletin DigitaL

Suscribase a nuestro boletin de noticias



Cotizaciones
El tiempo en Asunción

GPS pretende ser el granero sustentable del mundo

INTEGRACIÓN PRODUCTIVA REGIONAL

GPS pretende ser el granero sustentable del mundo

 El Grupo de Países Productores del Sur (GPS) realizó ayer su primera presentación pública ante autoridades políticas y referentes económicos del Paraguay. Está integrado por empresarios e instituciones de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay y apunta a generar una integración real de los cuatro países que hoy conforman el principal bloque exportador de alimentos del mundo. El 4 de noviembre se presentará en Sao Paulo, el 12 en Buenos Aires, el 13 en Montevideo y el 1 de diciembre en Londres. (Ver video de UGP Tv en su canal de Youtube).

alt

 Del acto de lanzamiento, que se llevó a cabo en el Hotel Sheraton de Asunción, participó el vicepresidente de la República del Paraguay, Juan Afara, el ex ministro de Agricultura de Paraguay y actual senador nacional, Enzo Cardozo y uno de los principales precursores de la creación del grupo, el ex ministro de Agricultura de la Argentina, Marcelo Regunaga. 

“REGIÓN MUY PODEROSA”

 El vicepresidente de la República del Paraguay, Juan Afara, expresó que es muy importante la intensión y el objetivo de GPS y destacó que cuando los cuatro países, que integran el grupo, trabajan de manera conjunta somos una región muy poderosa  “Me parece extraordinario que los productores y sectores de investigación de los cuatro países se unan y puedan trabajar en conjunto en un tema tan importante como es la producción de alimentos y biotecnología”, señaló. 

 “El Grupo de Países Productores del Sur creo que engloba todo lo que precisamos para producir más y producir mejor”, añadió. 

alt

 Por su parte, el ex ministro de agricultura de Paraguay y senador Nacional, Enzo Cardozo, señaló que es importante la propuesta de seguridad alimentaria global y recursos naturales agrícolas, que podría formar parte de una política muy importante para  Paraguay “Estoy convencido de que el sector privado debe tomar y llevar adelante políticas de Estado articulado con el Gobierno Nacional”, destacó. 

APORTE DEL ESTADO

 Además indicó que el Estado cuenta actualmente con un Marco Estratégico Agrario que debe continuar para que el grupo tenga sostenibilidad y de esa forma poder apoyar la iniciativa privada. “El Estado puede aportar al grupo con una estabilidad política, respeto a la propiedad privada, previsibilidad, crédito blando para los productores, apoyo tecnológico, investigación científica, educación agraria, un sistema de comercialización y poder conseguir que la gente tenga una visión de desarrollo”, puntualizó Cardozo.alt

 En otro momento, el ex ministro de Agricultura de la Argentina y precursor de la formación del GPS, Marcelo Regunaga, destacó que la formación del grupo y el trabajo de investigación previo es un esfuerzo para que la región, que es una de las zonas con mayor potencial de crecimiento en la producción de alimentos,  piense, se presente y negocie en forma conjunta. “Esta es una semilla que tiene un enorme potencial”, aseguró. 

 Posteriormente destacó que el GPS se gesta como una iniciativa para que lo político que se desarrolla en el Mercosur ya no afecte tanto a lo económico y principalmente a la producción. “El Mercosur a veces presenta problemas políticos, nosotros desde el sector privado, lo que estamos tratando de hacer es rescatar una estrategia de inserción regional de los países del Mercosur, que en materia agrícola pensamos que somos los líderes del mundo.  Nosotros queremos que lo político no afecte tanto a lo económico”, aseveró. 

 

Nace una red de producción sustentable en América del Sur

Nace  una red de producción sustentable en América del Sur

 Productores y especialistas en bio negocios de América del Sur se unieron para crear una red de producción sustentable a la que la denominan Grupo de Países Productores del Sur (GPS). Es el  conjunto de especialistas y empresarios que se unieron con el objetivo de contribuir a la construcción de un extremo sudamericano que sea capaz de responder a las nuevas demandas alimenticias del mundo en forma sostenible, generando además riqueza, empleo y capital social en la región.

alt

 El GPS se creó teniendo dos premisas: La primera, es que trabajar en conjunto otorgará a los cuatro países involucrados, (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) desde el punto de vista geopolítico, un mayor poder de negociación que si trabajaran en forma aislada o independiente, como lo venían haciendo hasta ahora. Y la segunda es que habrá mejores perspectivas de consolidación de la región si se comparte un plan común de desarrollo del sector alimentario en su conjunto.

ROL CRUCIAL DE LA REGIÓN

 Sudamérica cumplirá un rol crucial a la hora de abastecer la creciente demanda mundial de alimentos. Pero el potencial productivo de la región deberá superar varios desafíos para fructificar,  según un estudio elaborado por el  Grupo de Países Productores del Sur (GPS).

alt

 “El mundo viene asistiendo a un incremento significativo en los precios de los alimentos. El crecimiento poblacional, las mejoras en la calidad de vida de los países en desarrollo (donde cada vez se consume más 

carne y productos lácteos) y el cambio climático, generan un interrogante: ¿puede el mundo generar alimentos para todos sus habitantes, a precios razonables y sin agotar sus recursos naturales? Y de ser así, ¿qué rol tienen los países sudamericanos en este desafío?”, señaló Horacio Sánchez Caballero, coordinador de GPS. 

SEGURIDAD ALIMENTARIA

 Sánchez Caballero, coordinador de GPS, explicó que la existencia de 7.000 millones de habitantes para alimentar,  que se estima llegarán a 9.000 en el 2050, representa un verdadero desafío para la seguridad alimentaria global: el acceso de las personas en todo momento a alimentos suficientes, seguros y nutritivos para cubrir sus necesidades nutricionales y llevar una vida sana y activa. 

 Por su parte, Ramón Sánchez, presidente de la UGP, destacó el trabajo que se gesta en GPS, puntualizando que esto es un primer paso hacia una meta que tal vez alcanzarán las generaciones futuras y es una de las motivaciones de esta iniciativa. “Con esto podríamos aprender a caminar en conjunto, una tarea que no es sencilla en una región donde durante décadas predominaron rivalidades comerciales, falta de diálogo y coordinación”.

 El GPS, propone una visión superadora e integradora  y en una primera etapa, elaboró un conjunto de propuestas para el desarrollo de la región, a fin de que la misma pueda colaborar con la seguridad alimentaria global.

alt

UN GRUPO QUE CRECE

 En cada país hay organizaciones que participaron en la creación, diseño e implementación del proyecto GPS y una vez puesto en marcha este se están sumando otras.  Las instituciones que gestaron esta iniciativa son:  en Argentina el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI); en el Brasil la Fundación Getulio Vargas (FGV), la Asociación Brasileña de Agronegocios (ABAG), y la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (FIESP); en Paraguay la organización Desarrollo en Democracia (DenDe) y la Unión de Gremios de la Producción (UGP)  y en Uruguay el Consejo Uruguayo para las Relaciones Internacionales (CURI).

 También cuenta con la adhesión de Aapresid, ACsoja, Acta, Crea, Asagir, Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Maizar, Cámara Mercantil de Productos del País, Inbio e Instituto de Promoción de la Carne Vacuna de Argentina.

PRODUCCION SUSTENTABLE

 El protagonismo de los cuatro países involucrados no es sólo cuantitativo, sino también cualitativo, especialmen

te en lo vinculado con la preservación de los recursos naturales. Los sistemas de producción de cereales y oleaginosas son, en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, más amigables con el ambiente que los utilizados en la mayoría de los países desarrollados.

 La región se caracteriza por la implementación masiva de prácticas conservacionistas como la siembra directa, asociada con la rotación y sanidad de los cultivos; la agricultura de precisión y el uso de semillas mejoradas, resistentes a los herbicidas, a los insectos y a las enfermedades (con la consiguiente reducción del uso de agroquímicos por hectárea).

alt

 Investigaciones recientes sugieren que la siembra directa, que es el principal pilar de la tecnología utilizada, representa una alternativa para continuar aumentando la producción sin deteriorar las condiciones del suelo.

MUCHO MÁS QUE ALIMENTOS

 El sector agropecuario de los países de la región no sólo contribuye a la generación de alimentos. Los productores, a través de sus conocimientos y la aplicación de tecnología, transforman a la energía solar en distintos bienes necesarios para el desarrollo humano.

 En su primera fase, la biotecnología se focalizó en mejorar los rendimientos de los cultivos. La siguiente oleada apunta a mejorar la composición nutritiva de los alimentos y a transformar al ámbito de la  salud a través de los medicamentos biológicos, que ya están demostrando una gran eficacia ante enfermedades que van desde el cáncer hasta la artritis.  Y las expectativas futuras están puestas en la llamada “biotecnología blanca”, que tiene dos vertientes principales:

−Los biocombustibles. Su producción ha recibido una prioridad cada vez más importante en la Argentina, Brasil y Paraguay en función de su contribución al desarrollo económico, al suministro de energía y el cuidado del medioambiente. 

−La generación de materias primas renovables de uso industrial (químicos, polímeros, etc.). Esta disciplina, en pleno desarrollo, contribuirá a generar un planeta más sustentable en un sentido amplio.

 

Registran alto sobrante de semillas a poco de culminar la siembra

Registran alto sobrante de semillas a poco de culminar la siembra

 Existe un alto sobrante de semillas certificadas de soja en Santa Rita, Alto Paraná, a causa del aumento de la circulación de semillas de origen desconocido, comentó Erasmo Fantinell, director de la semillería Nutri Campo S.A. que es miembro de la Asociación de Productores de Semillas del Paraguay, APROSEMP.

alt

 "Fue un año bueno de zafriña y todos los agricultores produjeron sus semillas caseras y no salieron al mercado a comprar de las empresas que hacen todo legal, entonces el productor que era cliente nuestro el año pasado, este año produjo su propia semilla o compró de su vecino”, dijo. 

 Anunció que más del 20% de la producción de su planta será descartada este año y que solo quedan unos pocos días para que culmine la temporada de siembra en el sur de Alto Paraná. "El año pasado, del 100% que produjimos, vendimos todo y vendimos más un 30% para arriba.

 Este año del 100% que producimos vamos a vender un 80%, o sea, va a sobrar muchísima semilla para descarte y es un perjuicio muy grande para nosotros”, señaló Fantinell.

 

Gremios integrantes