Abasto Norte: Mujeres que progresan gracias a la huerta

Gilda Arrúa vive en Liberación, San Pedro y se levanta a las cuatro de la mañana todos los días para ir a vender zapallos, legumbres, maní, mandioca y sandías en el mercado Abasto Norte. Hace más de tres años que se dedica, junto a sus hijas, a trabajar en la huerta para poder llevar el pan a la mesa.

Imagen2 “Estoy temporalmente en el Abasto Norte vendiendo mis productos, ya que estoy en un bloque exclusivo que nos dan de manera gratuita a los pequeños, productores para vender nuestra ‘cosecha de época’. Una vez que vendemos toda nuestra mercadería nos vamos” relató, para luego agregar que lo que más se está vendiendo en estos momentos es la sandía.

   Todas trabajan

Arrúa es madre soltera y comentó que tiene cuatro hijas que la ayudan en la chacra y en el mercado; ellas son Teresa (18), Norma (20), Elena (16) y Melisa (10). ¡Gran ejemplo de mujeres trabajadoras!