UGP | Cristaldo: El Estado debe adaptarse a los nuevos tiempos y dejar de regalar palas
16061
post-template-default,single,single-post,postid-16061,single-format-standard,wp-embed-responsive,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,overlapping_content,transparent_content,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

Cristaldo: El Estado debe adaptarse a los nuevos tiempos y dejar de regalar palas

La introducción de la siembra directa en los años 90, que consistió en el manejo de los suelos, labranza cero, rotación de cultivo y utilización de materia orgánica para mejorar las condiciones de la tierra; así como la incorporación de biotecnología en el año 2000 para reducir los...

Cristaldo: El Estado debe adaptarse a los nuevos tiempos y dejar de regalar palas

La introducción de la siembra directa en los años 90, que consistió en el manejo de los suelos, labranza cero, rotación de cultivo y utilización de materia orgánica para mejorar las condiciones de la tierra; así como la incorporación de biotecnología en el año 2000 para reducir los costos y el uso de agroquímicos, marcaron un antes y un después en la agricultura tecnificada y sustentable en Paraguay. Sin embargo, el Estado sigue manteniendo un modelo asistencialista que ofrece herramientas desfasadas y subsidios, en vez de planes estratégicos para la producción, afirmó Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

“Lastimosamente todavía hay resistencia a las nuevas prácticas sustentables de tecnificación agrícola, y este rechazo viene principalmente de algunos sectores políticos y de ciertos liderazgos regionales que apuntan a un modelo de gestión basado en regalías y no en la autogestión, la tecnología y el conocimiento, que son los caminos correctos”, manifestó el titular de la UGP.

Asimismo, indicó que existen poco más de 900.000 pequeños agricultores que cultivan granos de forma mecanizada en el país. “El mismo ministerio debe aggiornar su gestión a un modelo de transferencia de conocimiento y tecnología, y no de herramientas que ya no se utilizan en el mundo como palas, carretillas, pollitos o azadas. Con eso no se sale de la pobreza”, expresó.

Agregó que, para ello, se necesita mayor inversión en capacitación permanente del pequeño agricultor, más que en cosas materiales. “Si uno tiene un buen plan de trabajo consigue la financiación y logra crecer e insertarse en el mercado, lo que no funciona es que, sin tener un plan, se destine dinero sin ver resultados”, enfatizó.



Recibí las noticias del sector