UGP | Productores campesinos serán afectados por impuesto
15582
post-template-default,single,single-post,postid-15582,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,overlapping_content,transparent_content,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
 

Productores campesinos serán afectados por impuesto

“Nambopu’akavéima (No podré seguir)” es la frase de muchos pequeños agricultores de distintas zonas del país que coinciden en que, si se aprueba un impuesto a la exportación de soja, ya no podrán continuar con la producción. “Quiero decir a las autoridades que, si nos suben el impuesto, muchos...

Productores campesinos serán afectados por impuesto

“Nambopu’akavéima (No podré seguir)” es la frase de muchos pequeños agricultores de distintas zonas del país que coinciden en que, si se aprueba un impuesto a la exportación de soja, ya no podrán continuar con la producción.

“Quiero decir a las autoridades que, si nos suben el impuesto, muchos ya no podremos seguir trabajando porque producir tiene muchos gastos; pagamos flete, los servicios de máquina porque no tenemos acceso a tecnología y no queremos trabajar con azada, y, principalmente, pagamos todos los impuestos. Pido que tengan consideración con nosotros los pequeños”, expresó, en un dulce idioma guaraní, el señor Casimiro Velázquez, productor de la zona de San Pedro.

Por su parte, el señor Cirilo Giménez, de Caaguazú, manifestó que se dedica a la soja para poder sacar adelante a su familia y tener comodidades en su hogar. “Ya no tengo otra cosa que plantar porque los otros rubros no tienen mercado seguro. Me esforcé para plantar soja con ayuda de mis vecinos y la verdad que me va bien, puedo mantener mi casa y mandar a mis hijos al colegio. Si nos aplican un impuesto, muchos vamos a dejar de producir y no sé de qué vamos a vivir”, dijo.

“Hice mis cálculos y me volqué a la soja el año pasado para poder tener un buen ingreso. Me fue muy bien y me puse muy contento; hace unos días escuché en las noticias que quieren subirnos el impuesto y volví a hacer mis cálculos, y con todos los gastos que tengo no creo poder seguir plantando”, comentó también Milcíades Sanguina, del distrito de Lima, San Pedro.

Luciano Martínez, productor campesino de Natalio, Itapúa dijo “No está bien la situación de los que producimos para alimentar al país y al mundo. Esa gente de la ciudad, que tiene tan mala opinión sobre la soja seguramente ni conoce lo que es el trabajo de campo, nunca plantó ni siquiera cebolla. Nosotros gastamos en semilla, abono, repuestos, gasoíl, flete, pagamos muchos impuestos y encima nos quieren cobrar más”.

Esteban Esteche, agricultor del distrito Arroyo Morotí, San Pedro, clamó “roikotevê Gobierno orepytyvõ, ha kóa ko impuesto noconvenimo’ai ñandeve (Nosotros necesitamos que el Gobierno nos ayude, y este impuesto no nos va a convenir)”.

El ingeniero Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción, explicó en un programa de canal PRO que el impuesto a la exportación no solo es perjudicial para los más pequeños agricultores, sino para la economía paraguaya. “Nuevos impuestos, en lugar de beneficios, van a traer perjuicios al país. No podemos castigar a la exportación; como país tenemos que salir al mundo, la exportación genera el progreso».

Asimismo, sostuvo que el Ministerio de Agricultura y Ganadería debe cambiar su rol, actualizarse y adaptarse a las nuevas tecnologías. “El productor paraguayo es guapo. Si se les dan las condiciones y herramientas necesarias, progresa”, finalizó.



Recibí las noticias del sector